miércoles, 27 de agosto de 2014

Paseo por un molinar abandonado

El azud del molino

Los molinos del río Guadaíra forman la identidad de la Alcalá moderna. Esta es la paradoja que expone Antonio García Mora, historiador y presidente honorario de la asociación cultural Padre Flores, al final del recorrido por la ribera. Un patrimonio histórico que ha inspirado a poetas y pintores, que sirvió de motor de la economía local y que ahora se encuentra en una especie de limbo entre simplemente conservarlos o darles algún uso. [...]


Para seguir leyendo el artículo de Rafael Gandullo, pinchar aquí

Régimen de excepciones

La Justicia

El sector público andaluz ha reducido 18.000 plazas de funcionarios (principalmente en sanidad y educación) pero ha aumentado en 3.000 el número de contratos de la Administración paralela. Las empresas del Estado pierden 200 millones en un año. Altos cargos del Poder andaluz tenían empresas —algunos una red— que cobraban subvenciones sin justificar de la Junta. Para salir del paso, se acudió a una "excepción" legal que permitió exonerar a más de 2.000 entidades (partidos, ayuntamientos, diputaciones, sindicatos, particulares…) de aportar documentación probatoria de que habían destinado el dinero público a servicios públicos. [...]

Para seguir leyendo el artículo de Ángel Pérez Guerra pinchar aquí

martes, 26 de agosto de 2014

El triunfo

"Entonaron los bardos y rapsodas sus mejores cánticos"


Vencimos
o eso,
al menos,
nos dijeron.

               
Entonaron
los bardos
y rapsodas
sus mejores
cánticos
para nuestros
triunfos
ensalzar,
innúmeros
y bárbaros.

                Coronaron
de lauro
fresco
nuestras frentes
y, a raudales,
el oro
rodó
por estas manos.



                Tuvimos
esclavos,
gozamos
de mujeres
infinitas
y extraños
placeres
yacieron
en los lechos.
               
Ahítos
nos vimos
de manjares,
de vinos
frescos,
deliciosos
licores
de sabor fuerte
y agreste.

                Levantaron,
con rostro
pétreo,
de mármol,
las estatuas
y nos hicieron
dioses
por momentos.

                Después,
pasó
la Historia,
alcanzó
el olvido
y la muerte
artera
nos llevó
con ella
para siempre.

                Nadie
nuestros
nombres
cita
en sus plegarias;
nadie
nos tiene
en su memoria
o recuerda
aquellos
hechos
y espléndidas
hazañas.

Vednos,
ahora,
vencidos
por el tiempo:
ruines
despojos,
cenizas
apenas
que somos
en el viento.

DOMINGO CARBAJO VASCO

Madrid, 24 de agosto de 2014.
.

               


sábado, 23 de agosto de 2014

domingo, 17 de agosto de 2014

La indiferencia de Ramiro Ledesma ante la quema de iglesias

Portada de Barral Editores,
Barcelona 1976
Leo con agrado este verano las memorias de Pedro Lain Entralgo, Urrea de Gaén (Teruel 1908), en este descatalogado libro Descargo de Conciencia de 513 páginas de Barral.

La primera parte es un homenaje a todos los profesores que tuvieron que ver en su formación académica, primero en la carrera de Químicas y más tarde en la de Medicina. Premios y castigos repartidos con jugosa literatura en frases algunas veces demasiado largas y compuestas.

Ya en Madrid nos relata como fueron sus días del advenimiento y posterior proclamación de la II República en esta mezcla de memorias y autobiografía. Él mismo, que se declara no monárquico, detalla el primer problema serio que tuvo el nuevo régimen recién estrenado: la quema de iglesias.

Fue el 11 de mayo y Pedro Lain Entralgo asiste atónito al incendio de los conventos, entre ellos el de los jesuitas de la calle de la Flor en la capital. Lo que más le sorprende es como ante la barbarie de unos pocos la gran mayoría de católicos permanecen en silencio. "Sentí, como luego Ortega, Marañón y Pérez de Ayala, que todo aquello era "un hecho repugnante", la expresión de un fetichismo primitivo o criminal", y -ahora, según Unamuno- una acción "injusta y miserable", señala nuestro insigne psiquiatra y escritor.
Mi sorpresa y asombro viene en la siguiente página. Lean y juzguen ustedes mismos la actitud de quien fue pasado por las armas por los mismos que metían fuego a todo lo que oliera a catolicismo.

Algo más vi y oí esa mañana. Como curioso de la vida en torno, yo sabía que en una de las casas de la Gran Vía próximas a nuestro observatorio callejero tenía sus oficinitas La Conquista del Estado; y aun cuando nunca había entrado en ellas, me decidí a subir, para pulsar por mí mismo el estado de ánimo de las personas que allí hubiera. Con los brazos cruzados sobre el pecho, mussolinianos el gesto del rostro y la actitud del cuerpo, el propio Ramiro Ledesma Ramos se hallaba ante un ventanal, contemplando el contorno del incendio. "Qué les parece a ustedes todo esto?", pregunté. "A nosotros, ni nos va, ni nos viene. Que se defiendan ellos", respondió olímpico este *segundo Ramiro. Era sincero y, como antes he dicho, no le faltaba la razón. Yo volví a la calle y me reuní con mis expectantes y consternados compañeros.

*El primer Ramiro del que ha hablado previamente es Ramiro de Maeztu, del que por cierto, sale poco bien parado.

Ledesma fue expulsado de Falange 


sábado, 16 de agosto de 2014

Alcalá con su Virgen del Águila

La banda de música de La bondad

Por la cuesta del Águila


Las palomas a sus pies

Tú eres la luz de muchos alcalareños

Camino de Santiago

Como cada año Alcalá se volcó con su Virgen. Por la cuesta que le da nombre, el Águila, el paso procesionó camino de Santiago entre el fervor de los alcalareños que por estas fechas no faltan a la cita con su patrona. Felicidades a todas las Marías y a esta tierra bendita de esperanza y paz. Que Dios nos guíe y nos dé fuerzas en los momentos de debilidad con la bendición de la Virgen del Águila.